Junio 26th, 2017

El Gobierno reacomoda el directorio del Banco Central

Los dos últimos directores del BCRA cercanos al ex presidente Néstor Kirchner, los santacruceños Waldo José Farías y Santiago Carnero, finalmente dieron un paso al costado e hicieron lugar al reacomodamiento del directorio de la entidad que el gobierno nacional viene llevando a cabo.

A través del Boletín Oficial se informó que se aceptó la renuncia de ambos contadores y, además de agradecerles por “los valiosos servicios prestados“, se informó que ya se designó a dos nuevas personas.

El gobierno designó hoy “en comisión” (sin la aprobación del Senado) como directores del Banco Central a Juan Martín Cuattromo y a Flavia Marrodán: el primero es un hombre allegado al ministro de Economía Axel Kicillof; la segunda es una mujer de confianza de Alejandro Vanoli.

Cuattromo se desempeñaba desde 2013 como subsecretario de Programación Económica en el palacio de Hacienda; es un licenciado en Economía formado en la Universidad de Buenos Aires.

Cuattromo es allegado a Kicillof y Marrodán es cercana a Vanoli

Por su parte, Marrodán pasó por la Comisión Nacional de Valores (estuvo a cargo de Legales) y ya se desempeñaba en el Banco Central como alguien cercana a Vanoli.

Los directores salientes, Carnero y Farías, estaban muy identificados con la gestión del ex presidente del BCRA, Juan Carlos Fábrega, con el que Kicillof mantuvo varios enfrentamientos respecto a la conducción de la política económica y cambiaria.

La oposición de ambos a la remoción de Gabriel Martino y Miguel Ángel Estevez de la conducción del banco HSBC se convirtió en la excusa perfecta para que Kicillof les hiciera llegar su deseo de que abandonaran el BCRA; de esa manera completó su desembarco en la entidad: en abril arribaron tres personas cercanas al ministro.

Quienes conocen de cerca la interna consideran que estas modificaciones apuntan a sostener la verticalidad en la conducción del Central, que está en el centro de la escena con la administración de la escasez de dólares, los cortocircuitos con los bancos y el juicio con los holdouts.

Nota original de infobae

También te puede interesar: