Agosto 22nd, 2017
07/09/2015 - El Ciudadano, Locales

Y bajaron las persianas

La ciudad de Villa Gobernador Gálvez comenzó a aplicar desde ayer la Ley de Descanso Dominical, con lo cual las grandes superficies comerciales no abrieron sus puertas, luego de que el Concejo Municipal de esa ciudad declarara su adhesión a la norma provincial.

En una recorrida por la ciudad se pudo comprobar a simple vista que hubo un acatamiento total a la normativa, con el supermercado La Gallega a la cabeza. También lo hizo la cadena Coty, el supermercado Lorgil y la tradicional fiambrería del frigorífico Paladini “Paladar”. También se sumaron los cierres en las cadenas Musimundo y Novogar, todos locales que habitualmente trabajan en domingo.

En todos los casos se encargaron de avisar a través de carteles que no abrirían sus puertas para adherir al Descanso Dominical. De esta manera los vecinos volvieron a comprar en los pequeños almacenes de barrio, muchos de los cuales trabajaron con normalidad, y los empleados de comercio a disfrutar del día domingo con sus familias.

“Hacemos un balance positivo. Hubo un alto acatamiento, casi el 100 por ciento de los comercios no abrieron. Es más, cinco supermercados chinos tampoco abrieron sus puertas. Y las grandes cadenas de supermercados pusieron cartelería previa por el Descanso Dominical”, aseguró Walter Ferreyra, secretario de prensa de la Asociación Empleados de Comecio.

Ferreyra aseguró que los vecinos y toda la comunidad de Villa Gobernador Gálvez están de acuerdo con que se aplique la ley de Descanso Dominical ya que favorece a los trabajadores.

“La mayoría de los trabajadores de comercios son de la ciudad y ahora podrán pasar el domingo con sus respectivas familias. Los almaceneros lo ven positivo también, la mayoría de ellos abren hasta el mediodía y después cierran sus puertas”, explicó Ferreyra. Y concluyó: “Hoy (por ayer) se hizo una jornada en la plaza Madre para festejar el Día del Niño y todos pudieron ir con sus hijos o sus sobrinos a distenderse sin tener que andar corriendo porque tienen que volver a trabajar, o salir cansados de una jornada laboral”.

Sanción

El Concejo Municipal de la vecina ciudad aprobó un proyecto que establece sanciones (algo que no estaba especificado en la ordenanza de adhesión) con multas de 5 mil a 40 mil pesos a quienes no se ajusten a la nueva disposición.

Para leer la nota completa haz clik aqui...

También te puede interesar: