Junio 29th, 2017
07/09/2015 - Canchallena, Deportes

Goffin: "Disfruté mucho viendo jugar a Coria por TV"

 Foto: EFE 
 

NUEVA YORK (De un enviado especial).- David Goffin tiene un suave timbre de voz. No lo levanta cuando gana, ni cuando pierde o se ve obligado a retirarse por un problema estomacal, como le sucedió hace unas horas en el US Open , en la tercera rueda frente al español Roberto Bautista Agut. Puede lucir frágil y sin la fiereza de otros tenistas. Sin embargo, ostenta gran habilidad e inteligencia estratégica para recorrer el court. Diestro, con revés de dos manos y siempre alerta, más de uno recuerda a Guillermo Coria cuando observa competir al jugador nacido en Lieja, cerca de la frontera con Alemania y Holanda, donde también nació la exquisita ex número 1 Justine Henin. Es más, la contextura física de Goffin lo aproxima aun más al Mago: pesa 68 kilos, lo mismo que el hincha de River cuando jugaba -hoy tiene seis kilos menos- y mide, según la ATP, 1,80m, solo tres centímetros más que el ex número 3.

“A Guillermo lo conozco bastante bien. Jugaba muy bien, fue un grande dentro del circuito, me encantaba cómo lo hacía dentro del court, era muy talentoso, se movía muy bien. Varias personas ya me han comparado con él y es un orgullo, porque fue un jugador al que yo miraba. Disfruté mucho viendo jugar a Coria por TV, me divertía y atraía su estilo”, le confesó Goffin a la nacion antes de abandonar Flushing Meadows para viajar a Bruselas, donde deberá asumir la responsabilidad de liderar al equipo belga que recibirá a la Argentina en las semifinales de la Copa Davis, del 18 al 20 próximos.

Otra de las similitudes que el europeo tiene con Coria es la pasión por el fútbol. Por ello, no dudó en comparar el inminente choque de la Copa Davis con el de Bélgica y la Argentina por los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014. “Me gusta mucho el fútbol, suele verlo con mis amigos y mi familia. La selección argentina es buenísima, tiene una gran cantidad de jugadores de primer nivel. Messi, por supuesto, es el mejor del mundo. Perdimos al fútbol en el Mundial, queremos tomarnos revancha en el tenis”, sonrió el actual número 15 del mundo -en julio fue 14°-, que en la temporada pasada logró sus únicos dos trofeos de ATP (Metz, sobre superficie dura indoor; y Kitzbühel, al aire libre/polvo de ladrillo).

Goffin es de la generación de los 90, como Milos Raonic, Grigor Dimitrov y Bernard Tomic, entre otros. Acaparó la atención de todos en Roland Garros 2012, cuando superó la clasificación y llegó a los octavos de final -perdió con su ídolo de la adolescencia, Roger Federer-. Prefiere las superficies duras, pero tiene facilidad para adaptarse a los distintos suelos. Este año fue finalista en s-Hertogenbosch (césped) y en Gstaad (polvo de ladrillo). “Hubiera sido un error elegir polvo de ladrillo para recibir a los argentinos -dijo-. Nosotros jugamos bien en canchas duras”.

-Será la tercera serie consecutiva como locales, tras superar a Suiza -vigente campeón- y Canadá. ¿Cómo puede influir el público en los partidos?

-Jugaremos en un estadio grande -Forest National- y habrá un montón de gente de nuestro lado. Esa pienso que puede ser una buena ventaja para nosotros, sobre todo si logramos contagiar al público; que esté metido, encendido y apoyándonos.

-Del equipo argentino solamente enfrentaste a Mayer, a quien venciste en Winston Salem 2014. No tenés choques previos con Schwartzman, Berlocq ni Delbonis. ¿Qué sabés de los rivales?

-Mayer es un jugador potente, muy peligroso, que atraviesa un muy buen presente. Saca fuerte, tiene buenos golpes de los dos lados. Me gusta mucho su revés y me ha complicado. Sé que acumula muy buenos triunfos en la Davis, pero no juega solo y está apoyado por un grupo de gente que mezcla juventud con experiencia.

-Bélgica buscará ser finalista de la Davis por primera vez desde 1904. ¿Sentís sobre tus espaldas la responsabilidad de liderar al equipo o lo admitís con frialdad?

-Tenemos presión y tengo presión porque estamos en una semifinal. Este ha sido un gran año para el equipo y sería muy lindo terminar la temporada jugando la final. Vamos a dar lo mejor para conseguirlo. Tenemos una chance pequeña, porque la Argentina tiene mucha experiencia, pero no tenemos nada que perder. Es algo muy grande lo que estamos viviendo..

Nota original de Canchallena

También te puede interesar: