Junio 28th, 2017
05/09/2015 - Nacionales, TN Nacionales

Miles de migrantes llegaron a Alemania y Austria, tras estar varios días en Hungría

Miles de refugiados llegaron a Alemania y Austria, que muchos ven como la tierra prometida tras haber huido de Siria y estar varios días en Hungría, donde no se sintieron bien tratados por las autoridades. 

"He venido aquí porque aquí estoy seguro, he venido huyendo de la guerra. Alemania quiere que vengamos para ayudarnos", dijo un joven sirio llamado Mustafa, en declaraciones a la Primera Cadena de la Televisión Alemana, ARD.

Otro joven sirio dijo que venía a Alemania a encontrar a su "madre", refiriéndose a la canciller Angela Merkel. En total, hasta las primeras horas de la noche habían llegado cerca de 6.000 refugiados a diversas ciudades alemanas. 

Los primeros trenes especiales llegaron a Munich, donde los refugiados fueron recibidos por las autoridades locales y por muchos ciudadanos con letreros de bienvenida.

"Durante todo el día hemos dejado dos cosas claras. En casos de urgencia hay que ayudar, y por eso hemos ayudado. Pero también hemos dicho que todos los países tienen que cumplir con sus obligaciones", declaró el ministro de la Cancillería, Peter Altmeier.

"Alemania ha acogido a muchos refugiados y los seguirá acogiendo, la cultura de la bienvenida es grande entre nosotros. Pero necesitamos que los otros países europeos también asuman compromisos" , agregó Altmeier.

En vista de la situación crítica que se estaba presentando en Hungría, Alemania y Austria acordaron permitir la entrada de los refugiados procedentes de ese país a su territorio.

Sin embargo, la mayoría de los refugiados veían a Austria solo como un lugar de paso -sólo un par de decenas pidieron asilo en ese país-, y la mayoría prosiguieron su camino hacia Alemania.

Alemania repartirá a los refugiados que llegaron a su territorio bajo el sistema de cuotas fijado en la llamada Fórmula de Königstein, que tiene en cuenta tanto la población como los ingresos fiscales de los 16 estados federados.

En tanto, al menos 6.500 refugiados, en su mayoría provenientes de Oriente Medio, fueron calurosamente recibidos en Austria, desde donde la mayoría prosiguió viaje a Alemania.

Ese es el resumen de lo acontecido en ese país, donde las fronteras permanecían abiertas a última hora del sábado para muchos otros aspirantes de asilo que se acercaban en trenes al paso fronterizo de Nickelsdorf, en el estado federado austríaco de Burgenland.

La avalancha humana desde Hungría hacia occidente empezó en la madrugada del sábado, después de que el gobierno húngaro ofreciera trasladar en micro a los miles de refugiados que acampaban desde hacía días en los entornos de la estación de Keleti en Budapest. 

La oferta valía también para las más de un millar de personas que, cansadas de esperar en Keleti, decidireron marchar a pie por una autopista húngara en dirección a la frontera.

Austria y Alemania respondieron con luz verde al acceso de los refugiados a sus territorios, si bien como una medida excepcional, tomada ante una "situación de emergencia".

Nota original de TN

También te puede interesar: